Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Fecha: 16 de Enero 2018 Calculos realizados: 89,802,901

SEPARACION: Adolescentes: manipulación
Calculadora
Biblioteca
Amor
Pareja
Ligar
Matrimonio
Celos
Infidelidad
Separación
Sexualidad

Según un estudio realizado por la Universidad Ball State, muchos adolescentes saben cómo manipular a sus padres divorciados o separados en su propio beneficio.

"Existe una percepción de que después de un divorcio o una separación los padres son activos y los hijos, pasivos en sus relaciones. Sin embargo, descubrimos que la realidad muestra totalmente lo contrario. Los adolescentes no son pasivos", declaró Chad Menning, autor del estudio y profesor de sociología en una declaración preparada.

"Los adolescentes después de un divorcio o una separación de sus padres no absorben los recursos paternos como si fueran esponjas. Al contrario, reúnen e interpretan informaciones sobre sus padres, eluden preguntas, se construyen imágenes de sí mismos, esquivan los interrogatorios de sus padres, manipulan a sus núcleos familiares y cortan los lazos con sus padres con el fin de ejercer su propia autoridad y asegurarse su identidad individual", señaló Menning.

Los investigadores interrogaron a 50 adolescentes cuyos padres se habían separado o divorciado. Descubrieron algunas estrategias, como:

Ocultar información a su padre o su madre para evitar un castigo o solidificar una buena relación con el otro. Los niños pueden obtener beneficios mediante el control del flujo de información porque, después de una separación o un divorcio, a menudo se reduce la comunicación entre los padres.

Mudarse de una casa a o otra. Normalmente, se mudan a la casa del que ejerce un menor control sobre ellos. Lo hacen como castigo al otro o para escapar de una situación que no les gusta.

Cortan la relación de forma definitiva con uno de los dos. Esto permite al adolescente controlar cuándo y dónde desean entrar en contacto con él.

"Ninguna de estas opciones sería posible en un único núcleo familiar formado por un padre y una madre", añadió Menning. "Los padres hablan y actúan como un equipo para criar a su hijo. Una separación de los padres puede provocar que el hijo utilice la situación para enfrentarlos".


Inicio | Biblioteca | Piropos | Enlaces | Sobre la web | Twitter   ( Legal | Privacidad | Cookies )